Restaurante Don Carlos Alicante

La carta del Ritz servida en Alicante

blog1

La carta del Ritz servida en Alicante

Posted on

«Pasé miedo cuando me fui bien jovencito a París con 600 euros en el bolsillo, dos maletas y ni idea de francés». Esta es la afirmación de Jorge Jurado al recordar con una sonrisa como fueron sus inicios. Difíciles y duros, como los de casi todos, pero en este caso, con un buen resultado. Durante cinco años, el alicantino-uruguayo, como puntualiza porque tiene la doble nacionalidad charrúa y española, trabajó junto a algunos de los mejores chef internacionales en los fogones de los hoteles Ritz y Crillon de París, con tres y dos Estrellas Michelín, respectivamente.


Pero la capital francesa no ha sido la única ciudad que ha disfrutado las artes culinarias de Jurado. El restaurante del The Dorchester, de Londres, también contó entre sus filas durante un tiempo con el cocinero alicantino, que también ha trabajado en restaurantes de ciudades como Shangai, Montevideo, Dublín o Buenos Aires.
Desde bien pequeño estuvo cerca de los fogones. En el restaurante familiar, el Don Carlos, en la zona de El Barrio de Alicante, fue trabajando en distintos menesteres hasta que tomó la decisión de pasarse a tomar el mando del fuego, para lo que estudió un módulo de Formación Profesional. Pero una vez acabados estos estudios, decidió coger la maleta y probar suerte en otros países, lo que le llevó hasta Irlanda mediante una beca.
«Para entrar en el Ritz te piden tres años de experiencia en restaurantes de nivel y te realizan tres entrevistas con distintas personas en distintos idiomas. Por suerte, la pasé», explica Jurado. Y fue con esta importante selección con la que pasó a ser jefe de la partida de salsas del Ritz en París, cargo con el que debía mandar de varios cocineros y con el que compartió fogones con Michel Roth, campeón del Bocuse d’Or, entre otros.
Pero, pese al éxito y la mejor situación económica que viven Francia o Inglaterra respecto a España, hubo un elemento que provocó que Jorge Jurado emprendiera el camino de regreso: «la sangre», comenta. Y es que, el restaurante que en 1985 su padre, Sergio Jurado, y su tío, el que fuera entrenador del Hércules, Carlos Jurado, abrieron, rozaba cierre. «Me pidieron que viniera, porque iban a cerrar. Les pedí un año. Me lo dieron y ahora estoy aquí, con ganas de relanzar el restaurante desde mi experiencia», manifiesta.
Es por esto que, además de seguir ofreciendo un menú de precio normal basado en las tapas típicas, el cocinero ha habilitado un espacio dentro del restaurante, llamado Celeste, donde da rienda suelta a su creatividad. Allí, pregunta a sus comensales si «son alérgicos a algún alimento» y, solo variado si se cumple este motivo, ofrece cinco platos de degustación en perfecto maridaje con vinos internacionales. Comida de lujo, exquisita. Alta cocina, pero a un precio que se puede permitir, sobre los 40 euros por comensal el menú más barato.
«En el salón caben únicamente 22 comensales y nuestro manera de ser es discreta, con un tato familiar y elegante, lejos de las apariencias que se dan en otros restaurantes de lujo», matiza Jurado, a lo que añade lo que sería una definición de su cocina, donde «no existen banderas. He pasado por muy distintos maestros y países y creo que defender a capa y espada la cocina francesa, la mediterránea o la que sea es ir contra la cocina. Quizás mis características vayan por la cocina sencilla con buenos productos del mercado y con una buena técnica, pero con distintos estilos».
Un rincón de Alicante con años de experiencia, con manos de alta cocina y, sobre todo, con corazón.

Fuente:http://www.laverdad.es/alicante/v/20120807/cultura/carta-ritz-servida-alicante-20120807.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>